Viajes 

Punta del Este quiere ser más que sol y playa

En verano, Punta del Este late con el bullicio turístico, pero el resto del año la ciudad languidece. En baja temporada los empresarios están acostumbrados a trabajar a pérdida o bien cerrar e hibernar hasta que vuelva el calor.

Para romper con la estacionalidad, los operadores ahora le están poniendo las fichas al turismo de eventos y convenciones, una oferta que ya desarrollan hoteles como el Enjoy Conrad, Solanas o Mantra, pero que está cobrando nuevo impulso con el Centro de Convenciones de Punta del Este, que estará operativo en setiembre de 2016 y para el cual ya hay eventos confirmados.

Esta forma de turismo cae como anillo al dedo para el principal balneario. Es que, según datos del Ministerio de Turismo (Mintur), la temporada de congresos cobra mayor fuerza en setiembre, octubre y noviembre, además de que el turista gasta entre cuatro y cinco veces más que uno que viene de vacaciones, y pasa hasta cuatro noches en hotelería de entre tres y cinco estrellas.

Fuente: El Observador

Por eso, para el director de Turismo de la Intendencia de Maldonado, Luis Borsari, el centro ubicado en la zona de El Jagüel –que demandará una inversión de más de US$ 30 millones–, “será un antes y un después” para el departamento, comparable a lo que en su momento fue la inauguración del Cantegril Country Club, y después con el Conrad.
Foto: Wikipedia
Los operadores turísticos ya se vienen preparando desde hace un tiempo para el nuevo público que comenzará a llegar a partir de 2016.
Uno de los primeros pasos en ese sentido fue la creación, en noviembre de 2014, del Bureau de Convenciones de Punta del Este, cuyo objetivo es capacitar a empresarios, vender el destino y concentrar los esfuerzos para “desestacionalizar” la oferta, explicó su presidente, José Garrido.
Según indicó, hay mucho desconocimiento por parte de “muchos” empresarios, pese a que en el departamento ya se realizan eventos de este tipo: en 2015 se hicieron 11 congresos internacionales, cuatro regionales y seis locales, según datos de Mintur.
Es que hasta ahora la oferta estaba centrada en algunos hoteles que tenían sus propias salas, pero con el nuevo Centro de Convenciones, que podrá albergar hasta 4.000 personas en simultaneo, no solo esperan que lleguen eventos de mayor porte, sino que también se beneficien varios hoteles ya que no estará asociado a ninguno en específico.
Según indicó el gerente general del Centro de Convenciones, Arnaldo Nardone, el primer evento será el Sudamericano de Taekwondo que se realizará en setiembre y contará con un promedio de 800 asistentes.
Le seguirán la Feria de Turismo –que se realizaba en Montevideo–, un congreso de la Asociación Latinoamericana de Organizadores de Congresos y Ferias (400 asistentes), y otros cinco que prefirió mantener en reserva.

A la espera del negocio

Según datos de la Corporación Gastronómica de Punta del Este, de los 70 restaurantes socios, el 60% cierra fuera de temporada. Algo similar ocurre con los hoteles, donde unos 40 establecimientos cierran entre mayo y diciembre.
Para el presidente del Centro de Hoteles, Antonio Soto, “este último invierno la hotelería trabajó a pérdida, poniendo mucha plata”, debido, en parte, a la competencia “desleal” con los alquileres de edificios que están ofreciendo servicios como los de hoteles.
El empresario espera que el Centro de Convenciones haga que el turista vuelva a los hoteles, ya que quienes asisten a congresos son clientes de la hotelería y no recurren a alquileres, como sí lo hace el turismo recreativo.
De hecho, según Nardone, lo habitual es que quienes asisten a un evento se alojen en habitaciones individuales, por lo que se podrán llenar varios hoteles con un solo evento.
Por su parte, el presidente de la Corporación Gastronómica de Punta del Este, Leandro Quiroga, dijo que “por perfil de los que asisten a eventos”, esperan que salgan a consumir en el destino.
“El centro de convenciones va a romper la estacionalidad porque permitirá tener entre ocho o diez eventos al año que cambian la realidad de la ciudad y la necesidad de servicio”, opinó Quiroga. Avizoró que esto permitirá que los restaurantes estén abiertos todo el año.
La corporación pretende vender un menú corporativo a quienes asistan a los eventos, que sea canjeable en al menos 30 restaurantes y que pueda pagarse a través de las agencias de viajes o los propios organizadores de las ferias o congresos. Quiroga espera que la organización de los eventos sea una plataforma de venta y que en un solo congreso se puedan vender más de 1.000 cubiertos.
Además de los restaurantes y hoteles, el subsecretario de Turismo, Benjamín Liberoff, recordó que los congresos y ferias benefician a unas 70 actividades, entre ellas quienes diseñan cartelería, realizan y montan los stands, proveen la iluminación, el sonido o el servicio de azafatas.

La experiencia

Algunos hoteles ya se han especializado en el turismo de congresos como una forma de mantener la ocupación fuera de temporada. Tal es el caso del Conrad, que cuenta con 5.000 metros cuadrados para realización de este tipo de eventos, que le proveen al hotel el 30% de la ocupación anual, indicó el gerente general de la empresa perteneciente al grupo Enjoy, Juan Eduardo García.
El grupo chileno propietario del Conrad anunció la semana pasada una inversión de US$ 220 millones para multiplicar por cuatro su capacidad hotelera, actualmente de 294 habitaciones. Según García, la obra no está asociada exclusivamente al turismo de negocios, sino a una propuesta “integral” que también incluye al turista de juego y de ocio.
Por su parte, Solanas cuenta con 750 metros cuadrados de salas para eventos. En 2010 el complejo turístico recibió asesoramiento por parte de Nardone y desde entonces se hace una “explotación fuerte” de los salones, indicó su gerente de ventas, Alejandro Saban.
Lejos de identificarlo como una competencia, ambos hoteles ven una oportunidad con la llegada del Centro de Convenciones. Para García, “el Conrad será un buen socio” del Centro y para Saban habrá mayor movimiento en el departamento.
Foto: Wikipedia

Los otros destinos

Punta del Este es el segundo destino de congresos y ferias de Uruguay, muy detrás de Montevideo. De los 209 eventos que se realizaron en Uruguay, 174 se hicieron en la capital, 21 en Maldonado y 14 en Colonia.
Para la secretaria de la comisión directiva de la Asociación Uruguaya de Organizadores de Congresos, Ferias, Exposiciones y Afines (Audoca), Adriana Ventos, Montevideo, por ser la capital, es una ciudad muy requerida para hacer eventos, pero ahora con el Centro de Convenciones Punta del Este va a tener una infraestructura con la que llevar eventos de mayor porte.
Pese al aumento de la infraestructura en materia de eventos, la cantidad de congresos que venía creciendo sin pausa desde 2007 marcó su primera caída en 2014. Ese año se realizaron en Uruguay 245 congresos contra los 309 registrados en 2013.
Los datos hasta setiembre de 2015 muestran que la caída se repetirá este año al realizarse 219 congresos, 26 menos que en 2014. Sin embargo, la reducción se da exclusivamente en los congresos nacionales, ya que los internacionales crecieron de 39 a 49, y los regionales prácticamente se mantuvieron (61 contra 60), entre 2014 y 2015, respectivamente.
Ventos destacó que es justamente el público extranjero el más interesante, porque es el que gasta más, se aloja en hoteles y termina conociendo un destino al que después puede llegar a pasar vacaciones.

Related posts